Nous y los placeres culposos… esa no, porque me hiere

A todos nos ha pasado tener un ambiente laboral “poco civilizado” (por decirlo diplomáticamente).   Yo tengo una suerte poco envidiable para ello jajaja.  En ocasiones estos entes que escuchan música en volumen alto dentro de una oficina aparecen esporádicamente, pero en otras de vez en diario.  Particularmente, las joyas musicales que me toca escuchar (quiera o no) son verdaderos placeres culposos que implican autoflagelación y necesidad de explayar el dolor por el amor perdido.  Sólo mencionaré algunos ejemplos:

  1. Paquita la del Barrio – 3 veces te engañé
    … la primera por coraje, la segunda por capricho y la tercera por placer!
    Más ardilla el asunto no puede estar; además, interpretada por la reina del despecho y el desprecio hacia los hombres!  Lo más cómico es cuando un hombre está escuchando esto, pero si lo canta… aún mejor!!!



  2. Maria Conchita Alonso – Noche de copas
    … una noche loca, bese otro besos, olvidé tu boca, manché tu imagen, me perdí yo sola y esa es la historia!
    Una ardilla arrepentida…”se venga” y luego pide perdón, ¿cómo?
    Un clásico ochentero en español, que al igual que la canción anterior, me resulta cómica… pero que si cacho a un hombre escuchándola (como me pasó hoy), me doblo de la risa



  3.  Yuri – La Maldita Primavera
    Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, para enamorarme ahora, volvera a mi… la maldita primavera
    De esta hay 30 mil versiones, todo mundo la canta –y con todas me han atormentado, incluso la versión en italiano.  Claro, es una canción como más girlie, a los hombres no les parece cómica como las otras dos anteriores, ya que esta si es de sufro, sufro, sufro.



Hay muchas más canciones guilty pleasure –incluyendo toooooda la hora de Luis Miguel- pero no las puedo poner todas el mismo día jajajaja.


0 opinaron que...:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios!!!! En breve responderé todos!!!

 

Followers

Google+ Followers

Twitter

... About the blogger




He sido una “beauty junkie” incluso desde antes que estuviera de moda esto de tener blog. Siempre me ha gustado el maquillaje high end (el que venden en las tiendas departamentales), y más desde que mi mamá me regaló mi primer quinteto y gloss de Dior. Varias amigas y conocidas me han pedido recomendaciones de productos, y algunas veces hasta las he maquillado. Por ello, un día decidí que debía compartir un poquito más esta afición escribiendo un blog.

I’ve been a beauty junkie before beauty blogs became that popular. I’ve always loved HE makeup, since my mom gave me as a gift my first dior quint and gloss. Many friends and acquaintances asked me for makeup recommendations and sometimes even to do their makeup. So just one day, I decided to share my thoughts and experience by writing a blog.



Facebook

About Me