El maquillaje debe emparejar el tono de la piel, no fungir como la máscara del Fantasma de la Opera: bases de maquillaje, parte 1

El otro día, mientras me arreglaba hubo alarma sísmica, y tuve que salir lo más rápido posible.  Por suerte no fue nada grave y todo regresó a la normalidad.  No obstante, mi tiempo de maquillaje se redujo considerablemente –menos mal ya me había puesto todas las cremas antes de que iniciara el temblor.  Así, casi salgo corriendo para no llegar tarde a trabajar.  Dado que iba toda paliducha me puse un lipstick berry, que si bien no es Black Honey, me gusta mucho como se me ve.

Mientras me ponía el susodicho lipsticks en el auto me di cuenta de algo: parecía salida del Fantasma de la Opera y el fantasma enmascarado era yo!!!!!  No supe si fue porque justo me había puesto la base cuando tembló y se secó antes de que pudiera difuminarla bien o qué?  El chiste es, debo hacer al al respecto.


Pero esto de las bases es toda una ciencia, porque hay infinidad de texturas, coberturas, tonos, etc.  Encontrar la base perfecta es una verdadera labor titánica.  Los principales tipos son líquida, en crema y en polvo.  Pero de ahí se derivan las bases en mousse, crema-polvo, mineral, humectante con color, etc.

En lo personal, me gustan los hidratantes con color y todo aquello que sea de cobertura ligera, ya que son los que menos te dejan la cara como enmascarada, pero también son los que cubren menos.  Después me gustan las líquidas porque se pueden difuminar –aunque ello no aplica si tiembla.  También he probado polvo por lo práctico, pero generalmente me hacen sentir como enharinada.  La de crema la he usado, pero tiene cobertura en extremo y siento que no puedo respirar.

Opinado ya sobre la consistencia y cobertura, ¿qué hacer para elegir el tono?  Si sufres para elegir el tono de la base porque no quieres verte supertostada pero tampoco como Gasparín (Casper), créeme, no eres la única.  Si no son todas, al menos yo si sufro para encontrar mi tono.

Lo peor es que al ir a las tiendas a comprar base, pides asesoría pero a veces no sabes si verdaderamente te queda o sólo te lo dan por vender –luego de mi experiencia en la que casi me juzgan loca por buscar el tono black honey, mi desconfianza aumentó más.  Si se trata de bases que venden en autoservicios, pues peor, luego ni espejos hay y como casi nunca hay probador ¿cómo saber si es o no el tono?  Más aún, cada marque le pone el nombre que quiere a sus tonos.  Así, esto de encontrar la base que mejor te queda se vuelve una búsqueda incansable a base de prueba y error, igual que la del rimmel y demás productos. 

En la segunda parte, les contaré un poco sobre como encontrar el tu tono de base.

0 opinaron que...:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tus comentarios!!!! En breve responderé todos!!!

 

Followers

Google+ Followers

Twitter

... About the blogger




He sido una “beauty junkie” incluso desde antes que estuviera de moda esto de tener blog. Siempre me ha gustado el maquillaje high end (el que venden en las tiendas departamentales), y más desde que mi mamá me regaló mi primer quinteto y gloss de Dior. Varias amigas y conocidas me han pedido recomendaciones de productos, y algunas veces hasta las he maquillado. Por ello, un día decidí que debía compartir un poquito más esta afición escribiendo un blog.

I’ve been a beauty junkie before beauty blogs became that popular. I’ve always loved HE makeup, since my mom gave me as a gift my first dior quint and gloss. Many friends and acquaintances asked me for makeup recommendations and sometimes even to do their makeup. So just one day, I decided to share my thoughts and experience by writing a blog.



Facebook

About Me